Zona medioambiental azul en Múnich - Planificación

Dieter Reiter, alcalde de  Múnich, ve necesario actuar contra la contaminación del aire y ha organizado una extensa fase de planificación. La demanda interpuesta por la asociación alemana Deutschen Umwelthilfe (DUH) para que se cumpla con los valores límite pone también de relieve esta cuestión.  A principios de 2018, DUH promovió nuevamente sanciones económicas porque el plan de mejora de la calidad del aire todavía no había incluido medidas efectivas para ello. Como consecuencia, tanto las posibles medidas y sus efectos positivos sobre la calidad del aire urbano serán objeto de debate el próximo año y cabe la posibilidad de implementar una zona medioambiental azul. Con la sentencia del Tribunal Administrativo Federal del 28.02.2018, la situación en Munich se amplificó y Reiter ahora quiere cooperar con el gobierno del estado bávaro lo antes posible y encontrar una solución para Munich. Sin embargo, la resistencia a tales planes no sólo proviene de los círculos políticos, sino también del fabricante de automóviles BMW con sede en  Múnich, que se decanta por incentivar la compra de coches propulsados con energias alternativas. Los Verdes, por otra parte, van aún más lejos y quieren prohibir en el centro de la ciudad los 4x4 considerados particularmente dañinos, además abogan por la introducción de una zona medioambiental azul. El debate de  Múnich va a ser intenso ya que los actores tienen intereses contrapuestos.

Óxidos de nitrógeno en Múnich - Estado de la información a fecha de febrero de 2018

En 2017, Munich llegó a ser la ciudad con mayor contaminación por dióxido de nitrógeno de toda Alemania. En la capital bávara, la media anual fue de 78 µg/m3.
Actualmente hay 5 estaciones de medición en Múnich que son gestionadas por la Oficina Estatal de Medio Ambiente de Baviera. En algunos casos, allí se miden los valores medios diarios de óxido de nitrógeno que pueden alcanzar hasta el 150% del valor límite impuesto por la UE de 40 µg/m3. Los causantes de este exceso son en gran parte a los vehículos Diésel que no cumplen con las normas prescritas para el NOx. Por esta razón, Múnich ya ha tomado una serie de iniciativas. Por ejemplo, los almacenes de DHL en el centro de la ciudad solo envían coches y scooters eléctricos al reparto. Por otra parte, se critica la falta de medidas más significativas para renovar el sistema de transporte público de Múnich que actualmente no es muy innovador. Debido a la alta contaminación del aire, el alcalde considera necesarias medidas profundas, pero ya han anunciado que no hay manera de evitar la introducción de zonas de prohibición de circular con Diésel.