Zona medioambiental azul de Colonia: Planificación

La alcaldesa de Colonia, Henriette Reker (independiente) ha declarado en varias ocasiones que no se pueden evitar las prohibiciones al tráfico. Estas vendrían además acompañadas del distintivo azul, el cual agrupa y estandariza las normativas nacionales. En un congreso del partido CDU, en marzo de 2018, declaró que «no se puede retrasar más la introducción del distintivo azul», pues la contaminación del aire, en comparación con otras ciudades alemanas, es muy alta. En caso de establecer prohibiciones al diésel, la ciudad de Colonia se inspirará en otros ejemplos. El caso de Hamburgo es un ejemplo que a evitar en Colonia. Restringir el acceso a calles aisladas no sería efectivo, pues solo trasladaría le problema a las zonas colindantes. Además, se presenta la cuestión de cómo controlar el cumplimiento. Un caso ejemplar sería Bélgica, donde las prohibiciones al tráfico en la zona medioambiental se controlan mediante cámaras inteligentes. Sin embargo, esta opción sería muy costosa en tiempo y recursos, y requeriría una fase de planificación.

Óxidos de nitrógeno en Colonia: Información disponible hasta junio de 2018

En Colonia hay actualmente dieciséis puntos de medición de la calidad del aire, en los que La oficina regional para la naturaleza, medio ambiente y protección del consumidor de Renania del Norte-Westfalia mide los contaminantes en el aire. En estas catorce estaciones se observan también los óxidos de nitrógeno. Cabe señalar que las concentraciones de óxidos de nitrógeno en Colonia no han variado desde el año 2000. Sin embargo, en todos los puntos de medición se sobrepasan los límites de contaminación de la UE. El caso de la vía de circunvalación Clevische Ring es especialmente preocupante, pues la concentración de óxidos de nitrógeno en el aire llega a 80 µg/m3, el doble de lo permitido.
Cabe señalar que la UE le concedió a la región de Renania del Norte-Westfalia una prórroga para el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire. Esta prórroga se otorga cuando se demuestra que la región en cuestión, a causa de tener calles muy estrechas, condiciones climáticas o un transporte de larga distancia muy intenso, no puede mejorar la calidad del aire en poco tiempo. La prórroga se le concedió a Colonia en el 2010 y se terminó en el 2015. Con todo, la mejora de la calidad del aire sigue siendo deficiente año tras año.