La superación de límites

Uno de los principales causantes de la contaminación ambiental son los vehículos diésel que no cuentan con una depuración de emisiones adecuada. Así, como se sabe desde hace algunos años, los niveles urbanos de óxido de nitrógeno en Alemania no se adecuan a las disposiciones legales. En lo que respecta al problema de óxidos de nitrógeno (NO2) en este país se debe sobre todo al tráfico en los centros urbanos.
Según los datos de la Agencia Federal de Medio Ambiente (de agosto de 2014) sobre la calidad del aire, en más de la mitad de las estaciones de medición los valores de dióxido de nitrógeno de 2013 alcanzaban una media anual superior al límite permitido de 40 μg/m3.
Sin embargo, la Agencia Federal de Medio Ambiente parte de la base de que el resultado del 56% tras finalizar las evaluaciones precisaría de una corrección al alza, al 70% (fuente: Agencia Federal del Medio Ambiente 2014). En cambio, según la Agencia, la media anual de los valores de NO2 se encuentra bastante por debajo del valor límite de 40 μg/m3 en zonas más rurales y en el extrarradio de las aglomeraciones urbanas.